RH

Buenas prácticas empresariales: La importancia de delegar tareas a tu equipo.

La palabra “delegar” puede generar sentimientos encontrados, sabemos que cuando los emprendedores inician sus proyectos, puede que la carga de trabajo esté solamente de un lado de la balanza; y la realidad es que a la larga esto se convierte en una costumbre.


Okey, pero ¿Existe algún problema con esto? Pues sí, si bien al inicio esta carga es manejable, conforma la empresa crece y se consolida, la carga de trabajo aumenta y si no existe un reparto equitativo de tareas esto se puede traducir en un apalancamiento general de la empresa ya que una sola persona no es capaz de manejarlo todo.


La ecuación entonces nos dice: Si un líder no aprende a delegar, el equipo no funciona, y lo podemos ver en diferentes ejemplos; Steve Jobs, creador de Apple, sostenía que el éxito de Apple se basaba en la capacidad de trabajar en equipo y de delegar.




Como lo mencionamos en nuestro artículo “Otro punto estratégico hoy en día: La gestión del talento humano” el talento humano de tu empresa juega un papel importante en la operación de la misma cuando las tareas y responsabilidades se delegan en forma estratégica, mejora la productividad de tu empresa y además le añades un valor agregado a la misma.


No está de más recalcar que no es cuestión solamente de delegar la mayor cantidad de trabajo posible, sino en delegar de manera correcta y efectiva las diferentes tareas aprovechando las fortalezas que te brinda tu equipo al mismo tiempo que promueves una cultura de productividad, eficiencia y sobre todo de trabajo en equipo en tu empresa.


Una vez que domines esta práctica, podrá notar cambios en la manera en la que opera tu empresa e inclusive en tu vida, liberas tiempo valioso y percibes como, en caso de cualquier percance, tu empresa opera de manera correcta inclusive cuando no estás ahí.


Fortalece tu organización y haz crecer a tu equipo con esta excelente práctica empresarial.


¡Hablemos de negocios! Ponte en contacto con nosotros y desarrolla al máximo el potencial de tu empresa, conviértete en cliente CAPEM.