Blindaje legal

Tipos de empresarios desde un enfoque del área legal

En México las pymes cuentan con un común denominador en cuanto al grado de concientización de las áreas en las cuales consideran que deben encontrarse mayormente protegidas, ya sea aplicando matrices de riesgos, evaluaciones a grados de cumplimiento, due diligence o cualquier otra metodología que permita evaluar la exposición al riesgo en la que se encuentre. Ya sea desde un enfoque preventivo (antes de que suceda el problema) o reactivo (después de que pasó el problema) Pero ¿qué sucede comúnmente con en el área o departamento legal de las pymes?

Bueno, ese común denominador del que hablamos en renglones anteriores, versa sobre un punto específico que es: “El Perfil del Empresario del “CEO”.

¿Por qué? Porque este punto es el detonante que nos llevará a aplicar las evaluaciones, y matrices que requiere la empresa o, a simplemente pasarlas por alto, por no considerarlas importantes o innecesarias, lo que puede provocar el estancamiento, la no expansión, la disolución de la empresa, entre otros escenarios que pueden sonar fatalistas, pero son reales y pasan más de lo que se cree. Porque quizá cuando un CEO con cierto perfil decide no escuchar, no asesorarse, no hacer un cambio crítico, no considerar lo importante como importante y reaccionar ya cuando la situación se encuentra en un punto cuyo arreglo, no fue el mejor de las opciones que se hubiesen tenido en otro momento. 

Por ello, a continuación, describiremos algunos de los perfiles con los que nos hemos encontrado y que decidimos sintetizar en los siguientes 4 tipos de CEO’S según la importancia que le dan a su departamento legal:

  1. El Empresario práctico.

El empresario que pide a otros departamentos desempeñar la función legal. Este tipo de empresarios, creen que no es necesario contar con un departamento legal especializado. Y cotidianamente se apoyan del área de administración, contabilidad, recursos humanos o cualquier otro departamento, del cual crean que pueda o deba tener bases legales suficientes para la elaboración de su papelería legal básica. 


  1. El Empresario temerario. 

El empresario que apuesta la seguridad y certeza legal de su empresa, con un simple apretón de manos. Este tipo de empresario, no ven necesario firmar algún documento que soporte sus operaciones ordinarias. 


  1. El Empresario abogado. 

El empresario que cree tener los conocimientos legales que su empresa requiere para su operación y toma de decisiones. Este tipo de empresario, cree conocer el funcionamiento práctico del sistema legal. Usualmente ante un problema o un mal negocio generado por una decisión sesgada, esperan que las cosas se resuelvan por su abogado en un periodo de tiempo irreal.

Lo más cercano al CEO ideal: 

Es el Empresario que tenga un enfoque preventivo y no reactivo, que se asesore con un abogado especialista en las materias que requiere para identificar sus riesgos y para ejecutar a tiempo un Plan de Acción que los mitigue, que cuente con asesores que de manera conjunta evolucionen y maduren su blindaje legal acorde al crecimiento de su empresa para saber que crecen y se expanden con el soporte legal que necesitan y que en el proceso estarán protegidos, que podrán incluir en su proyección aspectos de inversión, fondeo, expansión nacional e internacional y asegurar una permanencia en el tiempo.