Inteligencia financiera

¿Le estás ganando o perdiendo?

¿Le estás ganando o perdiendo?

Paso a paso para un buen pricing y costeo


Víctor Flores


Como todo buen emprendedor que va iniciando en los negocios se imagina vendiendo el producto “único”, la panacea, el santo grial para el mercado y puede que si, efectivamente su idea sea algo excelente y disruptivo o puede que no, quien sabe; el mercado es quien juzgará. Peeeeroooooo...


¿Esta idea le dejará dinero? ¿Este producto tiene el pricing correcto? ¿El precio refleja el verdadero valor del mercado?


Bueno, aunque el título es engañoso y el inicio de este blog por igual, esto no se trata de un blog para fijar precios de venta ante un producto y/o servicio. Esto se trata de que tengas un margen de utilidad correcto de acuerdo al mercado y a la calidad de tu producto y/o servicio, y para lograrlo, deberás COSTEAR!!! De forma correcta.

Existen diferentes tipos de costeo, desde costo estándar, costo primo y muchos otros conceptos, sin embargo, el costeo debe seguir una regla básica “debe ser estructurado de tal manera que te permita generar estrategias comerciales importantes”

Para esto define muy bien los diferentes puntos a tratar para poder lograr un costo excepcional que te permita asignar un precio a tu producto de tal manera que si decides hacer descuentos por lanzamiento o por el fin de temporada de alguna colección de moda; ¡¡¡¡¡NO PIERDAS DINERO!!!!!

Estos 6 pasos que presento a continuación no son pasos de invención propia y no se busca descubrir el “hilo negro” pero si crear esta conciencia empresarial sobre la importancia de este registro. Bueno después de tanta palabrería “sobre advertencia no hay engaño” 


Los pasos para un costo bien definido son los siguientes:


1. Identifica y evalúa el mercado al que tu producto o servicio va dirigido. Conoce muy bien a diferentes proveedores y calidades de proveeduría, esto te permitirá tomar la mejor decisión sobre tu costo primo, ya que, a mayor calidad, mayor será tu costo y mayor será el precio al cual se reflejará.

2. Estudia la oferta de tus competidores. ¿Te ha pasado que empiezas a ver a la competencia y dices !RAYOS¡? ¿Cómo logran dar al público esos precios tan bajos? Quizá es debido a una mala estrategia de costeo o tienen mejor proveeduría que tú, por lo que es momento de actuar ¡A TOMAR LAS DECISIONES!

3. ¿TE ENFRENTAS A DESCUENTOS CONSTANTEMENTE? Conozco empresas en las que un producto tiene un costo de $800 pesos y al público lo venden entre $2,800 - $3,400 pesos. Lo que hacen estas empresas es que provisionan dentro del costo dichos descuentos y convierten su costo en un costo estándar. Así que si ves descuentos en tiendas grandes probablemente durante el resto del año la gente ya pagó por dichos descuentos. 

4. Establece tus costos fijos y variables. Para ello es necesario que cuantifiques los costos fijos que deberás cubrir mes a mes para que tu producto pueda estar en el mercado; un ejemplo de estos costos es: luz eléctrica, sueldos, teléfono, alquiler, etc. Por otra parte, los costos variables, que son los costos que van totalmente relacionados con tu cantidad de producción, es decir, es la materia prima de la que está hecho tu producto.

5. Define tu porcentaje de utilidad deseado. Una vez que identificaste los costos de tu producto el siguiente paso es simple: ¿Cuánto quieres ganar o cuánto crees que tu producto vale? Te recomiendo que lo asignes en porcentaje porque así te será más sencillo el manejo de tu negocio, defínelo en términos como: “Quiero tener un margen de utilidad del 25% por cada producto vendido”.

6. Evalúa tu propuesta de valor. Hacer este análisis es fundamental ya que te permitirá con un costo bajo tener un gran precio

Espero que estos 6 pasos te sean útiles, es importante siempre estar informado y buscar nuevas metodologías para poder lograr que tu negocio, empresa o emprendimiento sean rentables. leer un libro de costos o de finanzas de vez en cuando no hace daño. como siempre he dicho, “las finanzas no son difíciles, nosotros mismos las complicamos”